• Bruxismo y tratamiento con toxina botulinica tipo A (BOTOX)

    Bruxismo y tratamiento con toxina botulinica tipo A (BOTOX)

    Actualmente existen alternativas eficaces para el tratamiento del bruxismo además de la férula dental.

    Se trata de la aplicación de toxina botulínica (botox) en los músculos maseteros. La toxina es un potente relajante muscular local que actúa por un amplio periodo de tiempo (3 a 6 meses), relajando los músculos masticadores afectados.

    Se trata de un procedimiento ambulatorio, que no requiere anestesia, no es doloroso y su efecto es inmediato.

    La aplicación de la toxina botulínica en los músculos masticadores ha demostrado ser una herramienta para combatir las alteraciones del bruxismo.

     

    El bruxismo tiene otras consecuencias directas en la boca:
    • desgastar los dientes: pudiendo disminuir su tamaño de forma importante
    • fracturar el esmalte
    • destruir el hueso que soporta el diente
    • artrosis mandibular o problemas de articulación en la mandíbula
    • etc..

    En CENTRO MAXILAR, recomendamos acudir al especialista a tiempo para poder realizar un adecuado diagnóstico identificando los puntos de dolor, desgaste de dientes, etc., para definir el tipo de bruxismo así como el grado de afectación y el tratamiento correspondiente.

    Leave a reply →
  • Posted by Susana on 15/07/2019, 6:07 pm

    Por mucho tiempo he tenido dolor, voy a contactarlos.

    Reply →

Dejar un comentario

Tiene que estar logueado para enviar un comentario.

Photostream